Cuando nos encontramos ante  la compraventa o alquiler de una vivienda siempre nos asalta la misma incertidumbre: el precio, ¿es caro o barato? ¿cómo puedo saber su precio de mercado?. Da lo mismo si eres el propietario, el comprador, el casero o el posible inquilino, todo el mundo duda sobre cuál sería el precio adecuado de una vivienda en venta o alquiler.

Cálculo del valor de una casa

 

Lo primero que vamos a calcular la Rentabilidad Bruta por alquiler, 

Es el porcentaje resultante de dividir el dinero anual que obtenemos por una vivienda en alquiler entre su precio de venta. Así, por ejemplo, una vivienda que se alquile por 12.000 euros al año (1.000 euros/mes) y que valga 240.000 euros se dice que ofrece una rentabilidad bruta del 5% de acuerdo con esta fórmula:

(12.000/240.000) x 100 = 5%

EL PER:

Si hacemos la operación inversa de dividir el precio de venta entre el precio de alquiler, obtendremos lo que suele llamarse PER (Price Earnings Ratio). Este dato equivale al número de veces que el precio de alquiler está contenido en el precio de venta o al número de años que tardaría en pagar el precio de una vivienda mediante el alquiler en las condiciones actuales,

El PER de la anterior vivienda sería 20 veces y el cálculo mediante el que se ha llegado a ese dato sería:

(240.000 / 12.000) = 20 veces

¿Y ahora con que lo comparamos?

Según el último informe del Banco de España (BdE), la rentabilidad bruta de alquilar una vivienda en España al cierre del primer trimestre de 2017 es del 4,3%. Esto equivale a decir que el PER es de 23,2 años o 279 meses.

si tenemos una vivienda que podría venderse por 260.000 euros, bastaría con dividir entre 279 para saber que su precio de alquiler debería ser de unos 930 euros mensuales.

Si por ejemplo, nos ofrecen una vivienda a la venta por 400.000 euros y la misma en alquiler por 1.000 euros/mes (12.000 euros/año), ¿compro o alquilo? Lo primero que puedo hacer es calcular el PER de la vivienda dividiendo ambos datos (400.000/12.000) y veremos que es 33 veces. Este dato es alto, ya que es muy superior a la media española actual de 23,2 veces. Es decir, con los números en la mano, esta casa es cara para comprar y sería mejor vivir en ella de alquiler.

En resumen, cuanto más bajo sea el PER de una vivienda respecto a la media española (22,7 veces) mejor será comprarla, mientras que cuanto más alto sea, será mejor vivir en ella de alquiler.

Aspectos a tener en cuenta

  • Ubicación puede hacer variar el PER
  • Localización las zonas con mayor demanda y consideradas como más consolidadas, suelen tener un PER más alto
  • Las mejores casas suelen tener un PER más alto

 

Fuentes: Bankinter, Banco de España