Renta 2016: ¿Cuándo procede presentar declaración por tributación conjunta?

Con carácter general, la declaración del IRPF se presenta de forma individual. No obstante, las personas integradas en una unidad familiar pue­den optar, si así lo desean, por declarar de forma conjunta, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

A efectos del IRPF, existen dos modalidades de unidad familiar:

  1. En caso de matrimonio:

    Es unidad familiar la integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

    1. Los hijos menores, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de estos.
    2. Los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

    Recuerde: la mayoría de edad se alcanza al cumplir los 18 años.

  2. En ausencia de matrimonio o en los casos de separación legal:

    Es unidad familiar la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otra y reúnan los requisitos señalados para la modalidad anterior.

    De la regulación legal de las modalidades de unidad familiar, pueden extraerse las siguientes conclusiones:

    • Cualquier otra agrupación familiar, distinta de las anteriores, no constituye unidad familiar a efectos del IRPF.
    • Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.
    • La determinación de los miembros de la unidad familiar se realizará atendiendo a la situa­ción existente el día 31 de diciembre de cada año. Por tanto, si un hijo cumpliera 18 años durante el año, ya no formará parte de la unidad familiar en ese período impositivo. Tampoco formará parte de la unidad familiar el miembro que fallezca durante el período impositivo.

    En las parejas de hecho solo uno de sus miembros (padre o madre) puede formar unidad familiar con los hijos que reúnan los requisitos anteriormente comentados y, en consecuencia, optar por la tributación conjunta. El otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual. El mis­mo criterio es aplicable en los casos de separación o divorcio con guardia y custodia compartida.

Una vez ejercitada la opción por tributar de forma individual o conjunta, no es posible mo­dificarla presentando nuevas declaraciones, salvo que estas se presenten dentro del plazo voluntario de presentación de declaraciones; finalizado dicho plazo, no podrá cambiarse la opción de tributación para ese período impositivo. La tributación conjunta vincula a todos los miembros de la unidad familiar; si uno cualquiera de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen de tributación.

Reducciones por tributación conjunta:

  1. En declaraciones conjuntas de unidades familiares integradas por ambos cónyuges, no separados legalmente, y sus hijos, si los hubiere, se aplicará una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales.
  2. En declaraciones conjuntas de unidades familiares formadas por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro se aplicará una reducción de la base imponible de 2.150 euros anuales. No se aplicará esta reducción cuando el contribuyente conviva con el padre o la madre de alguno de los hijos que forman parte de su unidad familiar.

IMPORTANTE: Los límites de la obligación de declarar son los mismos en tributación individual y conjunta. Por lo tanto, si se opta por tributación conjunta, deben incluirse en la declaración todas las rentas de los miembros de la unidad familiar, con independencia de que individualmente resulten o no obligados a presentar declaración

Para más información puedes llamar al 911.333.759

Renta 2016: ¿Quién tiene obligación de declarar?

Están obligados a declarar (sea confirmando un borrador a través de Renta WEB o presentando una declaración)  todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

  1. Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:
    • Siempre que procedan de un solo pagador.
    • Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía  no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.
    • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas (pensiones de la Seguridad Social y de clases pasivas, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, Planes de previsión asegurados y prestaciones de seguros de dependencia), siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146).

    El límite se fija en 12.000 euros anuales en los siguientes supuestos:

    1. Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
    2. Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
    3. Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
    4. Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

    Tienen esta consideración en 2016 el tipo de retención del 35 por 100 o del 19 por 100 (cuando los rendimientos procedan de entidades con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 100.000 euros) aplicable a las retribuciones percibidas por la condición de administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos, así como el tipo de retención del 15 por 100 aplicable a los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

  2. Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.Se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o partici­paciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.  Cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible la ganancia patrimonial obtenida procedente de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar.
  3. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales. No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen  los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

    No obstante, aunque no resulten obligados a declarar, todos los contribuyentes que tengan derecho a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración para obtener su devolución.

    Los límites anteriores son aplicables tanto en tributación individual como conjunta.

    Están obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas de las anteriores o superen los importes máximos indicados

    Para mas Información puedes llamar al 911.333.759

Clausula Suelo ¿Qué pasa con Hacienda?

La Agencia Tributaria ha publicado las principales novedades que supone el Real Decreto publicado por el Gobierno sobre la fiscalidad de las cláusulas suelo

PERSONAS FÍSICAS

Se añade una nueva disposición adicional cuadragésima quinta a la Ley 35/2006 de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio.

Esta disposición adicional tiene como finalidad regular los efectos fiscales derivados de la devolución, por parte de las entidades financieras, de los intereses previamente satisfechos por los contribuyentes como consecuencia de las cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos concertados con aquellas, tanto si la devolución de tales cantidades deriva de un acuerdo celebrado entre las partes como si es consecuencia de una sentencia judicial o de un laudo arbitral.

La disposición adicional establece en su apartado 1 que las cantidades devueltas derivadas de acuerdos celebrados con entidades financieras, bien en efectivo bien mediante la adopción de medidas equivalentes de compensación, previamente satisfechas a aquellas en concepto de intereses por la aplicación de cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos, no deben integrarse en la base imponible del impuesto.

Tampoco se integrarán en la base imponible los intereses indemnizatorios relacionados con los mismos.

Por tanto, no procede incluir en la declaración del IRPF ni las cantidades percibidas como consecuencia de la devolución de los intereses pagados ni los intereses indemnizatorios reconocidos,  por aplicación de cláusulas suelo de interés.

No obstante,  establece unos supuestos de regularización, en los casos en que dichos intereses hubieran formado parte de la deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones establecidas por las Comunidades Autónomas, o hubieran sido objeto de deducción como gastos del capital inmobiliario o de actividad económica.

A estos efectos el apartado 2 de la citada disposición regula ambos supuestos:

  1. Cuando el contribuyente hubiera aplicado en su momento la deducción por  inversión en vivienda habitual o de deducciones autonómicas por las cantidades percibidas,  perderá el derecho a su deducción. En este caso, deberá incluir los importes deducidos en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio en que se hubiera producido la sentencia, el laudo arbitral o el acuerdo con la entidad, en los términos previstos en el artículo 59 del Reglamento del IRPF, pero sin inclusión de intereses de demora. A estos efectos, si la sentencia, el laudo o el acuerdo se hubiese producido en 2016, en la declaración de Renta 2016 (a presentar en abril, mayo, junio de 2017) estas cantidades se incluyen en las casillas 524 y 526, no siendo necesario completar las casillas 525 y 527, correspondientes a los intereses de demora. Este tratamiento es el mismo que normalmente se utiliza en los supuestos de pérdida del derecho a deducción por vivienda habitual pero sin incluir intereses de demora. No será de aplicación esta regularización respecto de las cantidades que  se destinen directamente por la entidad financiera, tras el acuerdo con el contribuyente afectado,  a minorar el principal del préstamo. Es decir, si la entidad financiera, en lugar de devolver al contribuyente las cantidades pagadas lo que hace es reducir el principal del préstamo, no habrá que regularizar las deducciones practicadas anteriormente correspondientes a esos importes. Por su parte, la reducción del principal del préstamo tampoco generará derecho a aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual.
  2. En el supuesto de que el contribuyente hubiera incluido, en declaraciones de años anteriores, los importes ahora percibidos como gasto deducible(capital inmobiliario o actividad económica), estos perderán tal consideración debiendo presentarse declaraciones complementarias de los correspondientes ejercicios, quitando dichos gastos,  sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno. El plazo de presentación de las declaraciones complementarias será el comprendido entre la fecha de la sentencia, laudo o acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este impuesto. Otra cuestión regulada por la norma son los  ejercicios a los que afectan estas regularizaciones, tanto de las deducciones de vivienda o autonómicas como de los gastos deducibles. En este sentido se establece que solo será de aplicación a los ejercicios respecto de los cuales no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria.En función de si el contribuyente hubiera aplicado deducción de vivienda, o deducciones autonómicas, o deducción de gastos y del año en que se produzca el acuerdo, sentencia o laudo, la forma de regularizar y los ejercicios afectados varían. En concreto nos podemos encontrar con los siguientes supuestos:
    1. El contribuyente había aplicado la deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones establecidas por las Comunidades autónomas, por las cantidades percibidas:
        1. Sentencia, laudo o acuerdo del año 2016: En este caso la regularización de las cantidades deducidas se realizará en la declaración del año 2016 (que se presentará en abril, mayo y junio de 2017) y afectará, con carácter general, a las deducciones de los años 2012, 2013, 2014 y 2015.En el caso que entre las  cantidades devueltas haya intereses del año 2016, estos ya no se tendrán en cuenta para aplicar la deducción en vivienda dicho año.
        2. Acuerdo con la entidad financiera, sentencia o laudo del año 2017: En este caso la regularización de las cantidades deducidas se realizará en la declaración del año 2017 (que se presentará en abril, mayo y junio de 2018) y afectará, con carácter general, a las deducciones del año 2013, 2014, 2015 y 2016.No obstante, si la sentencia o acuerdo es anterior a la finalización del plazo de presentación de la declaración del IRPF del año 2016 (30 de junio de 2017), los intereses del año  2016 no se tendrán en cuenta para aplicar la deducción en vivienda y, por tanto, la regularización no afectará a dicho ejercicio.
    2. El contribuyente había incluido las cantidades ahora percibidas como gasto deducible en ejercicios anteriores:
      1. El acuerdo con la entidad financiera, la sentencia o el laudo, se ha producido desde el 6 de abril de 2016 hasta el 4 de abril de 2017. En este caso, deberá presentar declaraciones complementarias con carácter general de los años 2012, 2013, 2014 y 2015, en el plazo de presentación de la declaración del IRPF del año 2016 (abril, mayo y junio de 2017).Si entre las cantidades devueltas hubiera intereses  abonados en el ejercicio 2016, el contribuyente ya no incluirá como gastos deducibles dichos importes en su declaración.
      2. El acuerdo con la entidad financiera, la sentencia o el laudo se ha producido después del 4 de abril de 2017. En este caso deberá presentar declaraciones complementarias, con carácter general, de los años 2013, 2014, 2015 y 2016 en el plazo de presentación del IRPF del año 2017 (abril, mayo y junio de 2018).No obstante, si el acuerdo o la sentencia es anterior a la finalización del plazo de presentación de la declaración del IRPF de 2016 (30 de junio de 2017), los intereses del año 2016 no se tendrán en cuenta como gasto deducible y, por tanto, no tendrá que presentar declaración complementaria de dicho ejercicio.

    Por último, si el contribuyente ya hubiese regularizado dichas cantidades por tener una sentencia anterior podrá instar la rectificación de sus autoliquidaciones solicitando la devolución de los intereses de demora satisfechos y, en su caso, la modificación de los intereses indemnizatorios declarados como ganancia

NOVEDADES FISCALES PARA 2017

Las principales novedades, aplicables para ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2017, salvo que especifiquemos lo contrario, son las siguientes:

Impuesto sobre Sociedades
  • Compensación de bases imponibles negativas: con efectos desde ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2016 el límite a la compensación de bases negativas de ejercicios anteriores será el 70% de la base imponible previa a la reducción de la reserva de capitalización, teniendo siempre la posibilidad de compensar hasta 1 millón de euros. Sin embargo, para entidades con importe neto de la cifra de negocios en el año anterior de al menos 20 millones, el límite será el 50% de la base imponible previa y, si dicho importe neto de la cifra de negocios alcanza los 60 millones o más, el límite será solo el 25% de dicha cantidad, aunque, como mínimo, también estas grandes empresas podrán compensar hasta 1 millón de euros.
  • Deducciones por doble imposición: con efectos para períodos impositivos iniciados a partir de 1 de enero de 2016 se limita al 50% de la cuota íntegra el montante anual de deducciones por doble imposición que se pueden restar de la misma, y en dicho límite se engloban las deducciones por doble imposición interna o internacional del ejercicio o los saldos de dichas deducciones pendientes de compensar que provengan de ejercicios anteriores.
  • Pérdidas por deterioro de valores que fueron deducidas en ejercicios iniciados antes de 1 de enero de 2013: con efectos para ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2016 se obliga a integrar en la base imponible dichas pérdidas por deterioro que fueron deducidas en su día, al menos por quintas partes en el primer ejercicio iniciado en 2016 y en los cuatro siguientes. La reversión podría ser mayor si el incremento de los fondos propios de la participada lo fuera o si se produjera la transmisión de la participación.
  • Pérdidas producidas en la transmisión de participaciones: no serán deducibles estas pérdidas si proceden de valores de los que se tenga una participación significativa que otorgue el derecho a la exención de las rentas positivas que de ellos provengan -por tener una participación significativa en la participada del 5% o un valor de adquisición mínimo de 20 millones de euros- y tampoco cuando no se tenga una participación mínima en una filial no residente si en el país donde radica no se aplica un impuesto con tipo nominal mínimo del 10%.
  • Exención de dividendos o de las plusvalías obtenidas en la transmisión de participaciones en una entidad no residente: no se puede aplicar si radica en un país o territorio calificado como paraíso fiscal, salvo que pertenezca a la Unión Europea y el contribuyente acredite motivos económicos válidos y realización de actividad económica.
  • Pérdidas por transmisión de establecimientos permanentes en el extranjero: se prohíbe la integración en base de las mismas.
  • Rentas negativas generadas por la valoración a valor razonable de la cartera de negociación: no será posible deducirlas, excepto en el importe correspondiente a rentas positivas integradas anteriormente por aplicación del valor razonable.
  • Inmovilizado intangible respecto del que no puede estimarse su vida útil: desde ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2016, estos activos se habrán de amortizar contablemente, como mínimo al 10% anual, si bien el gasto fiscal deducible será del 5%. Hasta ese ejercicio estos inmovilizados se denominaban de vida útil indefinida y no se amortizaban, si bien se permitía un gasto fiscal por ellos del 5% hasta 2011, 2% de 2012 a 2015 en general y 1% para fondos de comercio en esos ejercicios -esos porcentajes reducidos no fueron aplicables a empresarios o profesionales personas físicas-. También habrá que tener en cuenta la posibilidad de acelerar amortizaciones para empresas de reducida dimensión.
  • Pagos fraccionados: los pagos a cuenta se mantendrán como hasta ahora para el sistema de cuota y también para entidades que apliquen el sistema de base pero en el año anterior facturaron menos de 10 de millones de euros. A partir del pago fraccionado de octubre de 2016, para entidades con importe neto de la cifra de negocios en el año anterior superior a dicho importe, el porcentaje de la base a ingresar a cuenta será del 24%, estableciéndose un ingreso mínimo del 23% del resultado contable positivo.
Obligación de relacionarse por vía electrónica con todas las administraciones públicas

Desde el pasado 2 de octubre, por aplicación de la ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, los profesionales que precisan colegiación obligatoria para ejercer, así como las entidades sin personalidad jurídica como comunidades de bienes o herencias yacentes, deberán relacionarse por vía electrónica, exclusivamente, con todas las administraciones públicas cuando realicen trámites y actuaciones. Ello atañe a las relaciones tanto con la AEAT como al resto de Administraciones tributarias -Autonómicas o Locales-.

Afecta también a las notificaciones electrónicas. Se considera que se ha producido una notificación si el profesional-contribuyente no accede a su dirección la sede electrónica diez días después de ponerse a su disposición. Para acceder a la dirección electrónica es necesario tener certificado electrónico.

Otras modificaciones
  • Impuesto sobre el Patrimonio: se prorroga a 2017
  • Aplazamientos y fraccionamientos: se suprime la posibilidad de aplazar las siguientes deudas -si bien se han anunciado excepciones para pymes y autónomos sin concretar-:
    • Respecto a las deudas del retenedor, se suprime la excepción prevista con anterioridad para el caso de que careciera de bienes que ofrecer en garantía y que la ejecución de su patrimonio pudiera tener efectos en el mantenimiento de la capacidad productiva o el empleo de esa actividad económica o pudiera producir graves quebrantos a la Hacienda Pública.
    • Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias suspendidas previamente durante los recursos o reclamaciones.
    • Las derivadas de tributos repercutidos, como el IVA, excepto prueba de que las cuotas no fueron pagadas.
    • Las derivadas de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.

 

Suministro inmediato de información

A partir del 1 de julio de 2017, los sujetos pasivos de IVA con volumen de operaciones en el año natural anterior superior a 6.010.121,04 euros, las entidades en régimen de grupo y los sujetos pasivos que apliquen el sistema de devolución mensual, más los sujetos pasivos que quieran adherirse voluntariamente al sistema, remitirán electrónicamente una serie de datos relativos a la facturación recibida y emitida.

Los plazos son muy cortos, en general de 4 días para datos de facturas emitidas y recibidas, aunque en 2017, de manera excepcional, el plazo será de 8 días.

Estos contribuyentes presentarán mensualmente las autoliquidaciones del IVA, se les amplía el plazo para ello hasta el día 30 del mes siguiente, se les libera de presentar 347, 340 y 390 y los libros registro se cumplimentarán en la sede electrónica con los datos por ellos suministrados.

Más Información

Jornada Digitalización Pyme y Autonomo

¿Quieres conocer las ventajas de tener un programa de gestión digitalizado, que te permita saber los datos económicos de tu actividad y la seguridad de tenerlos en la nube? ¡Y ADEMAS REDUCES COSTES DE MANTENIMIENTO  EN TUS PROGRAMAS ACTUALES!

¡¡Pues ven….!!

Cuándo: Martes, 1 de marzo a las 10:00 horas.

Dónde: Espacio de Iniciativas Empresariales (EIE), calle Blas Cabrera, 23, 28806 de Alcalá de Henares.

Duración: 2 horas.

10:00-10:20 – Seguros contra Cyber Ataques a cargo de Rafael Acebes.

10:20-11:00 – CRM, Gestión, Bancos, Documental. Como gestionar su empresa, con un programa integral y sin costes de inversión por parte de Aon Solutions.

11:00-11:30 – Asesoramiento Digital. Nuevos Tiempo en el Asesoramiento y Servicio de las Pymes/Autónomos, a cargo de Raúl Laguna, CEO de Time Asesores.

11:30-12:00 – Punto de encuentro empresarial con el objetivo de que se aumenten los resultados de ventas, a cargo de Business Up (Empresa de Networking).

Inscripción: a través del teléfono 91 830 69 75 o bien enviando un mail con tus datos personales y tu teléfono móvil a espaciodeiniciativas@ayto-alcaladehenares.es

Las inscripciones se tramitarán por orden de recepción.

Vamos, anímate, ¡El aforo es limitado!

Colabora:

Organiza:

aon-logo

¿Quieres cambiar de asesoría pero te da ‘miedo’? Te ayudamos:

Acabamos de finalizar el año fiscal 2015, momento para analizar nuestra empresa y por qué no, también nuestra asesoría.

A veces este tema es complicado de tratar, ya que no estamos contentos con nuestra actual asesoría pero no nos atrevemos a dar el paso hacia una nueva. Normalmente por miedo a que el cambio de asesoría suponga la mala -o no- presentación de algunos impuestos. Te queremos tranquilizar, no es imposible cambiar de asesoría, es más, el cambio es sencillo y puede tener ventajas.

Queremos ayudarte a identificar si tu asesoría no está ofreciendo el servicio que esperas. Puede que te sientas identificado con algunos de estos supuestos:
¿Estás descontento con el servicio que ofrece? ¿Te parece excesivo el precio que pagas? ¿Usas todos los servicios que ofrece? ¿Necesitas todos estos servicios? ¿Te han cobrado más por servicios que no estaban incluidos y que no te advirtieron? ¿Has perdido la confianza en tu asesoría por la cantidad de errores que cometen? ¿Te cuesta contactar con tu asesoría? ¿No te informan de los cambios en la legislación que afectan a tu empresa? ¿Notas que no se interesa por cómo le va a tu negocio? ¿No te proporciona información de tu empresa que necesitas?

En ocasiones nos parece que pagamos demasiado o que no necesitamos todos los servicios que nos han vendido. Desde Time Asesores aconsejamos contratar aquellos servicios que la empresa realmente necesite ofreciendo un servicio personalizado a cada empresa.

¿En qué mes es mejor cambiar de asesoría?
El momento para cambiar de asesoría lo eliges tú. Con esto queremos decir que cualquier mes es válido. Sí es cierto que a finales de Enero o durante el primer trimestre con los impuestos presentados es un momento idóneo para la transición ya que la nueva asesoría empezará el nuevo ejercicio fiscal llevando todas las cuentas desde el inicio. En caso de que el cambio se realice cuando quedan pendientes de presentar algunos impuestos, Time Asesores presentaría aquellos impuestos pendientes.

¿Qué documentos necesito para la nueva asesoría?
Este aspecto es importante cuando nuestra asesoría posee documentos originales o certificados de nuestra empresa.  Algunos de los documentos que debemos pedirles para la nueva asesoría son: libros mercantiles obligatorios, al menos, del último ejercicio cerrado y en curso; y todas las declaraciones de  los impuestos presentados de los 4 últimos ejercicios fiscales.

Si deseas cambiar de asesoría, Time Asesores te lo pone fácil.

EL IVA EN LA FORMACION

Hay veces que hacemos cursos con diferentes empresas de formación y unas nos repercuten IVA y otras nos pone exentas, para saber exactamente si una formación si esta sujeta a IVA o no existen un matiz importante que veremos a continuación:

La Ley del IVA 37/1992 en su Art. 20.9 hace mención al tipo de formación exenta de aplicación del impuesto. No obstante, diversas sentencias han obligado a matizar este articulo y considerar la formación impartida por centros no autorizados exenta del impuesto.

En la consulta vinculante V099-13, viene muy bien explicada la situación, y en ella se indica entre otras cosas que:

  • La exención no será aplicable a los servicios de enseñanza que versen sobre materias no incluidas en alguno de los planes de estudios de cualquiera de los niveles o grados del sistema educativo español.
  • La competencia para determinar si las materias que son objeto de enseñanza por un determinado centro educativo se encuentran o no incluidas en algún plan de estudios del sistema educativo a efectos de la aplicación de la mencionada exención y teniendo en cuenta a tal fin los criterios anteriormente expuestos, corresponde al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Es decir, muy importante acreditar que el contenido de esa formación que facturamos exenta del impuesto del IVA forma parte de un plan de estudios del ministerio.

En el caso de que sea una empresa Formativa tengo que poner la siguiente mención:

  • Esta formación está exenta en virtud del Art. 20, punto 9 de la Ley IVA 37/1992
  • También es muy importante que no olvidemos que si el destinatario de nuestra factura de formación es un profesional/empresario, dicha factura deberá llevar aplicada la correspondiente retención profesional por IRPF. Que la formación esté exenta de IVA, no significa que no debemos aplicar retenciones por IRPF en las facturas.
  • En relación a la Facturación no se esta obligado a llevar una seríe especifica porque este exente, pero si se recomienda como medida organizativa, tener una serie para formación exenta y otra para sujeta.

¿Es deducible los Gastos de Comidas a Clientes, RRPP, gasolina,..etc.?

Tenemos recien empezado el trimestre y siempre nos surge las dudas sobre los gastos que son deducibles y cuales no. Vamos a empezar con los gastos de atención a clientes o proveedores, que son los mas controvertidos.-

La normativa vigente a partir del 1 de enero de 2015, (artículo 15 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, 27/2014, de 27 noviembre) establece ahora que los gastos por atención a clientes o proveedores serán deducibles, no teniendo la consideración de liberalidades, con el límite del 1% del importe neto de la cifra de negocios del periodo impositivo, siendo el exceso considerado como una liberalidad, y por tanto no deducible fiscalmente. La deducibilidad estará sujeta a las condiciones de siempre: estar vinculados a la actividad económica, estar convenientemente justificados y estar registrados contablemente.

En lo que respecta al IVA soportado de estos gastos, la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido  establece que es necesario cumplir una serie de requisitos para que éste sea deducible en la adquisición de bienes y servicios para la actividad.

¿Que requisitos son?

  • Que estén vinculados a la actividad económica desarrollada. Los gastos deben ser necesarios para la obtención de los ingresos.
  • Que se encuentren convenientemente justificados.
  • Y aunque resulte obvio, deberán estar correctamente contabilizados
  • ¿Como justifico mis gastos tanto para el Impuesto de Sociedades como para el IVA?

Para el IVA, la única prueba que se tiene para justificar la deducción es através de la Factura Normal (y no vale la Factura Simplificada o ticket), la cual debe tener el siguiente contenido tal como establece la ley:

a) Número y, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.
Será obligatoria, en todo caso, la expedición en series específicas de las facturas siguientes:

  • Las expedidas por los destinatarios de las operaciones o por terceros, para cada uno de los cuales deberá existir una serie distinta.
  • Las rectificativas.
  • Las que se expidan por los adjudicatarios que tengan la condición de empresario o profesional en los procedimientos administrativos y judiciales de ejecución forzosa.

b) La fecha de su expedición.
c) Nombre y apellidos, razón o denominación social completa, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.
d) Número de Identificación Fiscal atribuido por la Administración tributaria española o, en su caso, por la de otro Estado miembro de la Unión Europea, con el que ha realizado la operación el obligado a expedir la factura.
Asimismo, será obligatoria la consignación del Número de Identificación Fiscal del destinatario en los siguientes casos:

  • Que se trate de una entrega intracomunitaria de bienes exenta.
  • Que se trate de una operación cuyo destinatario sea el sujeto pasivo del Impuesto.
  • Que se trate de operaciones que se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto (TAI), y el empresario o profesional obligado a la expedición de la factura haya de considerarse establecido en dicho territorio.

e) Domicilio, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.
f) Descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del Impuesto y su importe, incluyendo el precio unitario sin Impuesto de dichas operaciones, así como cualquier descuento o rebaja que no esté incluido en dicho precio unitario.
g) El tipo impositivo o tipos impositivos, en su caso, aplicados a las operaciones.
h) La cuota tributaria que, en su caso, se repercuta, que deberá consignarse por separado.
i) La fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.
j) En el supuesto de que la operación que se documenta en una factura esté exenta del Impuesto, una referencia a las disposiciones correspondientes de la Directiva 2006/112/CE, de 28 de noviembre, relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido, o a los preceptos correspondientes de la Ley del Impuesto o indicación de que la operación está exenta. Lo dispuesto en esta letra se aplicará asimismo cuando se documenten varias operaciones en una única factura y las circunstancias que se han señalado se refieran únicamente a parte de ellas.
k) En las entregas de medios de transporte nuevos, la fecha de su primera puesta en servicio y las distancias recorridas u horas de navegación o vuelo realizadas hasta su entrega.
l) En caso de que sea el adquirente o destinatario de la entrega o prestación quien expida la factura en lugar del proveedor o prestador, la mención «facturación por el destinatario».
m) En el caso de que el sujeto pasivo del Impuesto sea el adquirente o el destinatario de la operación, la mención «inversión del sujeto pasivo».
n) En caso de aplicación del régimen especial de las agencias de viajes, la mención «régimen especial de las agencias de viajes».
o) En caso de aplicación del régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, la mención «régimen especial de los bienes usados», «régimen especial de los objetos de arte» o «régimen especial de las antigüedades y objetos de colección».

Para el caso del Impuesto de Sociedades o IRPF nos valdria la Factura Simplificada, cuyo contenido debe tener el siguiente:

a) Número y, en su caso, serie.
b) Fecha de expedición.
c) Fecha de operación si es distinta de la de expedición.
d) NIF y nombre y apellidos, razón o denominación social del expedidor.
e) Identificación de los bienes entregados o servicios prestados.
f) Tipo impositivo, y opcionalmente también la expresión “IVA incluido”
g) Contraprestación total.
h) En las facturas rectificativas, la referencia a la factura rectificada.
i) En su caso, si se producen las siguientes circunstancias:

  • En operaciones exentas referencia a la normativa
  • La mención “facturación por el destinatario”
  • La mención “inversión del sujeto pasivo”
  • La mención “Régimen especial de Agencias de viajes”
  • La mención “Régimen especial de bienes usados”.

No siempre la Factura Simplificada sirve para todos los gastos, la Agencia Triburaria puede exigir que en la Factura Simplificada aparezca los datos fiscales del destinartario del bien o servicio.

Por eso, desde Time Asesores, para que cualquier gasto sea deducible con la mejor prueba en ambos impuestos aconsejamos que la Factura tenga los datos de la Factura Simplificada más los datos fiscales del destinatario. En el caso que le sea imposible conseguir una factura con los datos fiscales suyos, le aconsejamos que el pago lo haga con una tarjeta a nombre de la empresa o autónomo, como medio de prueba para justificar el destinatario.

IRPF: consejos para pagar menos en 2016

rebaja-irpf-autonomos-reforma-fiscal-300x191Queda menos de un mes para se acabe el año natural y fiscal, desde Time Asesores queremos darte unos consejos para reducir la factura fiscal y así pagar menos de IRPF, con las últimas novedades aprobadas en la reforma fiscal del año 2015.

– Si vas a vender una casa o cualquier bien patrimonial, no lo hagas en el 2015 hazlo en el 2016, la tributación por la plusvalía será menor.

– Si además cumples 65 años estarás exento de la plusvalía siempre que la invierta en un producto de inversión con renta vitalicia, con un límite de 240.000 euros y en un plazo de seis meses. Si la venta consiste en la vivienda habitual, la ganancia patrimonial o plusvalía estará
completamente exenta.

– Recordar que la indemnización por despido improcedente sólo está exenta mediante acuerdo en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SMAC), hasta un limite de 180.00 euros.

– Si haces donativos aportaciones a Fundaciones sin ánimo de lucro, ONG, partidos políticos, sindicatos, colegios profesionales… Te recomendamos que pidas a estas entidades un certificado de aportaciones y en su caso los recibos que demuestren tales aportaciones, para justificar la posible desgravación en el IRPF.

– Si lo que quieres es ahorrar que sepas que con la nueva reforma fiscal se incentivo a través de los planes de ahorro 5 este instrumento consiste básicamente en un plan de ahorro cuyos rendimientos están exentos del IRPF hasta un límite de 5.000 euros anuales si se mantienen durante un plazo de cinco años.

– Las pérdidas se pueden compensar. La reforma fiscal, además, eliminó las restricciones para compensar rendimientos de capital mobiliario con ganancias y pérdidas patrimoniales. Así desde este año se podrán compensar los rendimientos negativos del capital mobiliario (acciones, fondos de inversión) con las ganancias patrimoniales (venta de inmuebles u otro patrimonio). El porcentaje de compensación para el presente año será de un 10%, mientras que para 2016, 2017 y 2018 será del 15%, del 20% y del 25%, respectivamente.

– Si vas a repartir dividendos no lo hagas en el 2015, en el 2016 baja medio punto la tributación sobre los rendimientos de capital mobiliario.

– Los afortunados que adquirieron una vivienda antes del 31 de diciembre de 2012 podrán deducirse en el IRPF hasta el 15% de las cantidades que destinaron al pago del inmueble durante el año, siempre que sea su residencia habitual, con el límite del 9.040 euros.

– Las aportaciones a sistemas de previsión social (planes de pensiones) le ayudarán a rebajar la factura fiscal. Podrá deducirse de base imponible de su IRPF una parte de las aportaciones que haga a su plan de pensión. El tope máximo de las aportaciones que se pueden deducir se ha rebajado desde los 10.000 euros con carácter general o los 12.500 euros para los que tuvieran más de 65 años, hasta los 8.000 euros al año a partir de 2015.

– Si estás en Módulos, ten en cuenta que con la nueva reforma fiscal, muchas actividades ya no se pueden acoger a esta opción y en otras han variado los índices, por lo que es conveniente que hagas una estimación de tu rendimiento y la compares con estimación directa.

– Emprendedores, tienen incentivos como rebaja fiscal en el IRPF para incentivar la creación de empresas que consiste en una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada al suscribir las acciones o participaciones de la sociedad, siendo la base máxima de la deducción de 50.000 euros anuales, limitada a una participación, junto con su cónyuge y familiares, hasta el segundo grado incluido, nunca superior al 40% del capital de la entidad y cuyos fondos propios tampoco podrán superar los 400.000 euros al inicio del período de la entidad en que el inversor adquiera las acciones.

Si necesitas más información sobre las novedades fiscales en el 2015, estamos a tu disposición, contacta con nosotros.

Impuesto sobre Sociedades: consejos para pagar menos en 2016

Con la nueva reforma fiscal aprobada en el ejercicio 2015 por el cual se baja el tipo impositivo del impuesto sobre sociedades del 28% al 25% para el ejercicio 2016, donde las grandes empresas ya se equiparán en tributación a las pymes, pero hay que tener en cuanta los siguientes aspectos que pueden mejorar en el resultado a la hora de liquidar el impuesto sobre sociedades.

  1. Retribución del Administrador: se podrá deducir siempre y cuando esté prevista en los estatutos de la empresa.
  2. Gastos de Representación: la reforma fiscal ha limitado la deducción al 1 por ciento de la cifra de negocio. Por lo tanto, las empresas deberán ajustar esta partida si quieren que todos sus gastos de representación sean fiscalmente deducibles.
  3. Reserva de Capitalización: Con el objeto de incentivar la financiación propia por parte de las empresas, se establece el presente beneficio fiscal que permite minorar la base imponible del impuesto sobre sociedades en el 10 % del importe del incremento de sus fondos propios, a los contribuyentes sujetos al tipo de gravamen general del impuesto o al tipo del 30 %, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
    1. Mantenimiento del incremento de los fondos propios de la entidad durante un plazo de cinco años desde el cierre del periodo impositivo al que corresponda esta reducción, salvo por la existencia de pérdidas contables.
    2. Dotación de una reserva por el importe de la reducción, que deberá figurar en el balance con absoluta separación y título apropiado y será indisponible durante el plazo de mantenimiento de cinco años.
  4. Reserva de nivelación: La reserva de nivelación es un beneficio fiscal aplicable para las pymes. Se trata de un instrumento que permite rebajar el impuesto sobre sociedades de un ejercicio cerrado con beneficios y, a la vez, compensar las posibles pérdidas del futuro. La reserva de nivelación tiene como límite el 10 por ciento de la base imponible o un millón de euros.
  5. Las empresas también podrán beneficiarse de los incentivos al mecenazgo con deducciones de hasta el 37,5% de sus donaciones a entidades sin ánimo de lucro en el impuesto sobre sociedades si ha mantenido la aportación en los dos años anteriores.
  6. Si tienes cantidades pendientes de cobrar por parte de la administración pública, serán deducibles en el impuesto sobre sociedades siempre que se inicie un procedimiento arbitral o judicial para reclamar el crédito impagado.
  7. LIMITACIÓN TEMPORAL PARA COMPENSACIÓN DE BASES. Se elimina el límite temporal existente hasta 31.12.2014 (18 años) para la compensación de bases imponibles negativas. Además, la disposición transitoria vigésimo primera precisa que las bases Imponibles negativas pendientes de compensación al inicio del primer periodo impositivo que hubiera comenzado a partir de 1 de enero de 2015, se podrán compensar en los periodos siguientes; luego, a partir de esta fecha, no existe límite temporal para su aplicación.
  8. LIMITACIÓN EN CUANTÍA DE BASES NEGATIVAS A COMPENSAR. Se establece una limitación del importe de las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores a compensar en un 70% de la base imponible previa, admitiéndose en todo caso, la compensación hasta un importe de 1 millón de euros.
  9. Seguimos con el límite de los gastos financieros. La deducibilidad es el menor de los siguientes importes: un millón de euros o el 30 por ciento del beneficio operativo.
  10. Si una entidad va a adquirir participaciones de otra empresa le interesa alcanzar un porcentaje de, al menos, el 5 por ciento para que los dividendos que le reparta estén exentos. Ello no será necesario si el precio de compra alcanza los 20 millones.

Si necesitas más información relativa al impuesto sobre sociedades puedes contactar con nosotros.