Recuperar el IVA de las facturas Impagadas

En este post vamos hablar de como recuperar el IVA cuando nuestro cliente no está en concurso de acreedores, y no nos han realizado el pago ya sea total o parcial de nuestras facturas.

 

PLAZOS A TENER EN CUENTA:

  1. Si en el transcurso de 6 meses (si facturas menos de 6 millones al año) o de 1 año desde el vencimiento de pago de la factura nos ha recibido el cobro de la misma puedes empezar el trámite para rectificar tu IVA que emitiste al cliente en su día. Requisito: Dentro de los 6 meses o el año se tiene que haber reclamado la deuda mediante Notificación Notarial o reclamación judicial. ¿Si soy una Pyme y se me han pasado los 6 meses ya no puedo recuperar ese IVA? Si eres una pyme puedes esperar hasta un año pero la ley te permite hacerlo anticipadamente. a los 6 meses.
  2. Una vez transcurrido el plazo anterior tengo 3 meses para hacer la factura rectificativa. Requisito: Enviar la Factura rectificativa a nuestro Cliente acreditandolo. Importante: Anotar en nuestro libro de Facturas Expedidas la Factura Emitida.
  3. Tenemos 1 mes desde que se emitió la factura rectificativa para comunicárselo a la Agencia Tributaria, mediante el modelo correspondiente. Documentos a aportar: Copia de la Factura Rectificativa; Reclamación Judicial o Notarial y para Grandes Empresas el listado de Facturas Rectificativas. Importante: El cliente al que hemos emitido la factura rectificativa debe comunicarlo a la Agencia Tributaria.

REQUISITOS PARA REALIZAR LA RECTIFICACIÓN:

  • Nuestro cliente debe ser empresario o profesional.
  • La operación debe ser mayor a 300 euros.
  • No procederá la modificación de la base imponible cuando el destinatario de las operaciones no esté establecido en el territorio de aplicación del Impuesto, ni en Canarias, Ceuta o Melilla.
  • Tampoco si el derecho de cobro esta afianzando o avalando con operaciones de entidades de crédito.

Normativa:

Artículo 24, apartados uno y dos del  Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, redacción dada por el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre (BOE del 26).

Artículo 80, apartados cuatro y cinco de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido. Redacción dada por la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica (BOE del 28)

Nueva Ley de Autonomos – Enero 2018

Una vez publicada La Nueva Ley de Autónomos en el BOE, hay que saber que parte de las grandes novedades no entran en vigor hasta el 2018, las cuales te las resumimos seguidamente.

1 Enero 2018

  • Nuevo régimen de recargos por ingreso fuera de plazo.
  • Extensión de la cuota reducida para los autónomos que emprendan o reemprendan una actividad por cuenta propia
  • Beneficios en la cotización para personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo que emprendan o reemprendan una actividad por cuenta propia.
  • Deducibilidad en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los gastos de suministros de la vivienda parcialmente afecta a la actividad económica y de los gastos de manutención incurridos en el desarrollo de la actividad.

Si quieres tener más información sobre las novedades de esta Ley puedes ir a nuestra entrada:

LEY DE AUTÓNOMOS 2018.- SUS PRINCIPALES NOVEDADES

“SI QUIERO” ¿QUÉ PASA DESPUÉS? Sociedad Conyugal

“SI QUIERO” ¿QUÉ PASA DESPUÉS? Sociedad Conyugal

Una vez inscrito en el Registro Civil la unión matrimonial existe unas implicaciones civiles y fiscales, la primera es saber en qué régimen se encuentra y como deben tributar, además de las ventajas se tenga para obtener pensiones y beneficios fiscales, nosotros te contamos la más relevantes.

¿En qué consiste el régimen de sociedad conyugal?

Es aquella sociedad de bienes que se forma entre los cónyuges por el sólo hecho del matrimonio y a falta de pacto de régimen de separación total de bienes o de participación en los gananciales. Este es el régimen de aplicación general en nuestra legislación, es decir, si los contrayentes no pactan un régimen distinto al momento de la celebración del matrimonio, se entiende que se adquiere por el solo hecho de celebrarse el matrimonio.

En términos prácticos la sociedad conyugal consiste en la fusión de los patrimonios del marido y de la mujer en uno sólo, y que administra el marido. Desaparece la mujer como propietaria y administradora de sus bienes, a no ser que ejerza una industria, profesión o empleo separada de su marido, caso en el que se entiende que tiene patrimonio reservado.

Este régimen se compone, en términos generales, de lo siguiente:

– Todos los dineros que cualquiera de los cónyuges aporten al matrimonio o que durante la vigencia del matrimonio éstos adquieran.

– El aporte de bienes muebles adquiridos antes del matrimonio.

– Todos los bienes raíces que cada cónyuge adquiera dentro del matrimonio mediante una compraventa con dineros propios.

(Definición del Registro Civil)

Los tres tipos regímenes

Y ahora que ya conoces las normas generales, pasemos a ver cada uno de los regímenes matrimoniales:

Gananciales o Sociedad de Ganancias: bajo esta modalidad, las ganancias del matrimonio se ponen en común. Esto incluye las rentas del trabajo, los intereses por inversiones e incluso las ganancias empresariales que tengan lugar durante el matrimonio. El caso más típico es el de un matrimonio en el que un cónyuge aporta su vivienda, que pasa a ser de ambos, algo que no ocurrirá en el resto de regímenes. Obviamente, existen también bienes privativos, que serán los que sólo pertenezcan a uno de los cónyuges y que generalmente se refieren a los obtenidos antes del matrimonio. En el ejemplo anterior, la casa será de ambos, siempre que uno de ellos no la haya pagado antes. Y en cualquier caso, si ya se ha pagado un 40% de la vivienda, sólo el 60% será común, porque será la que se ha comprado bajo el matrimonio.

Régimen de participación. Es similar al anterior, sólo que en este caso la posesión no es común, sólo el disfrute de los bienes o ganancias.

Régimen de separación de bienes. Es el opuesto al de gananciales. En este punto las ganancias de cada miembro son y serán suyas antes y después del matrimonio, igual que cualquier herencia, donación o compraventa de los mismos. Esta separación también afecta a salarias, sueldos y ganancias. La separación podrá ser parcial o total.

¿Qué régimen aplica tu comunidad?

La Normativa española establece que el régimen de Gananciales es el que se aplicará por defecto en caso de no existir capitulaciones matrimoniales, aunque después hay algunas comunidades autónomas que establecen su propio régimen por defecto.

Estas son las disposiciones en cada comunidad:

Aragón: existe libertad de pacto, pese a lo cual si no se pacta régimen se aplicará el pacto consorcial aragonés, muy similar al régimen de gananciales.

Cataluña: una de las excepciones en las que si no hay acuerdo previo se aplicará el régimen de separación de bienes.

Islas Baleares: la otra excepción donde también se aplicará el régimen de separación de bienes si los futuros cónyuges no indican lo contrario.

Navarra: se puede optar por separación de bienes o comunidad universal. Si no hay pacto se aplicará un régimen similar al de gananciales.

País Vasco: existe libertad de elegir, pero se aplicará por defecto la sociedad de gananciales.

Galicia: también rige la comunidad de gananciales si los cónyuges no indican nada al respecto.

Valencia: otra de las excepciones donde se aplicará la separación de bienes.

Implicaciones Fiscales

La unidad familiar en el IRPF (Art. 82 Ley IRPF)

En caso de matrimonio La integrada por los cónyuges no separados legalmente

En este caso nos podremos beneficiar de la tributación conjunta que siempre es más favorable si alguno de los conyugues no trabaja, según especifica la Ley dice “que en declaraciones conjuntas de unidades familiares integradas por ambos cónyuges, no separados legalmente, y sus hijos, si los hubiere (modalidad 1ª de unidad familiar), se aplicará una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales”

¿Cómo tributan los rendimientos en Régimen Gananciales?

(Art. 11.3 Ley IRPF) y [Art. 14.1 a) Ley IRPF]

En caso de matrimonio, los rendimientos procedentes de los bienes y derechos que, de acuerdo con las disposiciones reguladoras del régimen económico del matrimonio, sean comunes a ambos cónyuges, corresponderán por mitad a cada uno de ellos (salvo que se justifique otra cuota distinta de participación). Los rendimientos procedentes de bienes o derechos que, de acuerdo con las mismas normas, sean de titularidad privativa de uno cualquiera de los cónyuges, corresponderán íntegramente a éste

Impuesto de Sucesiones:

En el caso de existe matrimonio en cualquier de los regímenes, a la hora de calcular el impuesto de sociedades pueden beneficiarse de una bonificación de hasta un 99%, caso que no podría aplicarse si no existiera esta figura de unión.

Otras implicaciones

El matrimonio permite la herencia por fallecimiento de uno de los cónyuges: “Al estar casados, al cónyuge superviviente le corresponde el usufructo de un tercio de la herencia si hay hijos, o la mitad de la herencia si concurre con los padres del fallecido“. En caso de que el causante no tenga padres ni hijos, al cónyuge le corresponde el total de la herencia cuando no hay testamento.

Frente a la Seguridad Social si una pareja está casada, solo se necesita que uno de los cónyuges trabaje para que el otro tenga derecho como beneficiario en las prestaciones médicas, y el reconocimiento de la pensión de viudedad, en el caso del fallecimiento del mismo.

Aunque poco a poco las parejas sin unión matrimonial se van equiparando al matrimonio todavía existen actualmente grandes diferencias tanto en el reconocimiento civil y eso implica que no se puedan obtener ciertas ventajas tanto fiscales como compensatorias

Ley de Autónomos 2018.- Sus principales Novedades

Apenas a la aprobación por el Congreso de los Diputados y su posterior publicación en el BOE, ya sabemos cuales van ser las principales novedades que nos trae esta Ley de Autónomos 2018.

Bonificaciones en la cuota de autónomos

  • Para nuevos autónomos:

    Ampliación de la bonificación de 50€ de la tarifa plana de los seis meses actuales a un año

  • Para madres y padres autónomos:

    • Tarifa plana para mujeres las madres autónomas que habiendo cesado su actividad se reincorporen al trabajo incluso dos años después del cese o bien bonificación del 80% de la cuota por contingencias comunes conforme a otras bases de cotización que no sean la mínima.
    • Exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año a trabajadores por cuenta propia encargados del cuidado de menores o personas dependientes  por el cuidado de menores o dependientes, para garantizar una mejor conciliación laboral y familiar.

Sistema de cotización en el RETA

  • pago de cuota por días trabajados:

    la nueva ley contempla un total de tres bajas y tres altas anuales y el pago proporcional por los días de trabajo.

  • Devoluciones por exceso de cotización

    los autónomos en situación de pluriactividad pueden reclamar su derecho a la devolución del 50% del exceso de cotización siempre y cuando la cuantía sea igual o superior 12.368,23€. La reforma contempla la devolución sin solicitud expresa por parte del interesado.

  • Cambios en la cotización del autónomo societario

    Esta reforma  incluye la desvinculación de la cotización del autónomo societario al SMI y el grupo A del Régimen General. La regulación pasaría a estar determinada por los Presupuestos Generales del Estado como en el caso de la cotización del autónomo.

Pensión del autónomo empleador

Si eres trabajador por cuenta propia en edad de jubilación y tienes personal contratado en tu negocio podrás compaginar tu actividad y recibir el 100% de la pensión.  Hasta el momento, los autónomos en esta situación solo reciben el 50% de la prestación.

Contratación de familiares de forma indefinida

Los autónomos que den trabajo a familiares (padres, hijos, hermanos, pareja, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras) no se verán limitados por el número de contrataciones y el perfil del empleado como actualmente, ya que las ayudas solo se conceden en el caso de contratos a jóvenes menores de 30 o un familiar menor de 45 años. La reforma de la ley de emprendedores contempla la bonificación total de las cotizaciones a la Seguridad Social por cada contrato indefinido a un familiar siempre y cuando en el año anterior no haya habido ningún despido improcedente.

Accidente laboral del autónomo

La Seguridad Social no contempla el accidente de trabajo in itinere, es decir el ocurrido en la ida o vuelta al trabajo, entre los inscritos en el RETA pero la nueva ley de autónomos cambiará esta exclusión

Gastos fiscales

La nueva ley también dará al autónomo que trabaje desde casa la opción de deducirse en un 30% en el IRPF los gastos de los suministros de electricidad, gas y telefonía. Hoy por hoy la Dirección General de Tributos sólo acepta la desgravación en caso de disponer de contador separados, algo nada habitual que deriva en la no deducción de estos gastos o, en su defecto, en la deducción errónea. Finalmente será 27,27€  el importe diario de los gastos por manutención que el autónomos podrá deducirse . Esta cifra se verá incrementada a 48€ si la el trabajador por cuenta propia está desarrollando su actividad en el extranjero.

 

¿Este piso es Caro o Barato? ¿Compro o Alquilo?

Cuando nos encontramos ante  la compraventa o alquiler de una vivienda siempre nos asalta la misma incertidumbre: el precio, ¿es caro o barato? ¿cómo puedo saber su precio de mercado?. Da lo mismo si eres el propietario, el comprador, el casero o el posible inquilino, todo el mundo duda sobre cuál sería el precio adecuado de una vivienda en venta o alquiler.

Cálculo del valor de una casa

 

Lo primero que vamos a calcular la Rentabilidad Bruta por alquiler, 

Es el porcentaje resultante de dividir el dinero anual que obtenemos por una vivienda en alquiler entre su precio de venta. Así, por ejemplo, una vivienda que se alquile por 12.000 euros al año (1.000 euros/mes) y que valga 240.000 euros se dice que ofrece una rentabilidad bruta del 5% de acuerdo con esta fórmula:

(12.000/240.000) x 100 = 5%

EL PER:

Si hacemos la operación inversa de dividir el precio de venta entre el precio de alquiler, obtendremos lo que suele llamarse PER (Price Earnings Ratio). Este dato equivale al número de veces que el precio de alquiler está contenido en el precio de venta o al número de años que tardaría en pagar el precio de una vivienda mediante el alquiler en las condiciones actuales,

El PER de la anterior vivienda sería 20 veces y el cálculo mediante el que se ha llegado a ese dato sería:

(240.000 / 12.000) = 20 veces

¿Y ahora con que lo comparamos?

Según el último informe del Banco de España (BdE), la rentabilidad bruta de alquilar una vivienda en España al cierre del primer trimestre de 2017 es del 4,3%. Esto equivale a decir que el PER es de 23,2 años o 279 meses.

si tenemos una vivienda que podría venderse por 260.000 euros, bastaría con dividir entre 279 para saber que su precio de alquiler debería ser de unos 930 euros mensuales.

Si por ejemplo, nos ofrecen una vivienda a la venta por 400.000 euros y la misma en alquiler por 1.000 euros/mes (12.000 euros/año), ¿compro o alquilo? Lo primero que puedo hacer es calcular el PER de la vivienda dividiendo ambos datos (400.000/12.000) y veremos que es 33 veces. Este dato es alto, ya que es muy superior a la media española actual de 23,2 veces. Es decir, con los números en la mano, esta casa es cara para comprar y sería mejor vivir en ella de alquiler.

En resumen, cuanto más bajo sea el PER de una vivienda respecto a la media española (22,7 veces) mejor será comprarla, mientras que cuanto más alto sea, será mejor vivir en ella de alquiler.

Aspectos a tener en cuenta

  • Ubicación puede hacer variar el PER
  • Localización las zonas con mayor demanda y consideradas como más consolidadas, suelen tener un PER más alto
  • Las mejores casas suelen tener un PER más alto

 

Fuentes: Bankinter, Banco de España

Gastos Educativos Deducción Renta 2017

El 11 de septiembre empieza el nuevo curso escolar, lo que supone un gran coste para la economías familiares, para hacer más fácil la vuelta al cole hemos resumido las deducciones de gastos educativos correspondientes a la Comunidad de Madrid, importante guardar todos los justificantes de pago por si alguna vez no lo pide la Agencia Tributaria mediante comprobación de la Renta.

15% de los Gastos de Escolaridad

10% de Gastos de Enseñanza

5% Vestuario Escolar

  • REQUISITOS:

  1. Tener derecho a la deducción sobre los descendientes que recaen los gastos educativos.
  2. Los gastos de Escolaridad, como matriculas y mensualidades solo son deducibles en colegios totalmente privados, ya que la escolaridad en colegios públicos y concertados es gratuita. El coste de la cuota del AMPA no es deducible en este apartado
  3. No serán deducibles los gastos de comedor, transporte, etc. girados por el centro educativo que, aunque indirectamente vinculados con la enseñanza, no se corresponden con ésta. Tampoco serán deducibles los gastos por adquisición de libros de texto
  4. Los gastos de vestuario exigido por el centro (en este caso todos los tipos públicos, concertados y privados), son deducibles.
  5. Enseñanza de idiomas tanto si ésta se imparte como actividad extraescolar como si tiene el carácter de educación de régimen especial se impartan en centros de enseñanza oficial.
  6. Que la suma de la base imponible general y del ahorro del contribuyente, junto con la correspondiente al resto de miembros de su unidad familiar (54), suma de las casillas 392
    y 405 de la página 12 de la declaración, no supere la cantidad en euros correspondiente a multiplicar por 30.000 el número de miembros de dicha unidad familiar.
  7. Cumplidos los anteriores requisitos, sólo tendrán derecho a practicar la deducción los padres o ascendientes que convivan con sus hijos o descendientes escolarizados. Cuando un hijo
    o descendiente conviva con ambos padres o ascendientes el importe de la deducción se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos, en caso de que optaran
    por tribulación individual.
  • LIMITES:

  1. 400 euros por cada uno de los hijos o descendientes que generen el derecho a la deducción por gastos de enseñanza de idiomas y de adquisición de vestuario de uso exclusivo
    escolar
  2. 900 euros por cada uno de los hijos o descendientes en el caso de que el contribuyente tuviese derecho a practicar deducción por gastos de escolaridad.

 Si quieres más información sobre otras deducciones no dudes en consultarnos aquí

Renta 2016: ¿Se puede pedir aplazamiento del pago en una declaración a ingresar?

La normativa del IRPF prevé la posibilidad de fraccionar la deuda tributaria distribuyendo la cuota en dos pagos: el primer pago será del 60% del importe y se efectuará en el momento de presentar la declaración, ya sea en efectivo, con cargo en cuenta, o por domiciliación bancaria. El segundo pago será del 40% restante y se podrá realizar hasta el 6 de noviembre de 2017, siempre que la declaración se presente dentro del plazo establecido y no se trate de una declaración complementaria. Este fraccionamiento puede hacerlo al cumplimentar la declaración, en el propio documento de ingreso o devolución.

La existencia de este procedimiento de fraccionamiento del pago no impedirá al contribuyente la posibilidad de solicitar aplazamiento o fraccionamiento del pago prevista en el artículo 65 de la Ley 58/2003, General Tributaria, desarrollado en los artícu­los 44 y siguientes del Reglamento General de Recaudación.

No obstante ha de tenerse en cuenta que el fraccionamiento de pago del artículo 97.2 de la Ley del IRPF citado en primer lugar es incompatible con el recogido en el artículo 65 de la Ley General Tributaria: ambos mecanis­mos de aplazamiento/fraccionamiento no resultan aplicables de forma simultánea.

Los medios para solicitar el aplazamiento son:

  • Por Internet, en la Sede electrónica “https://www.agenciatributaria.gob.es/“, dentro de los “Trámites destacados”, en la opción “Aplazamiento y fraccionamiento de deudas”, utilizando:
    • Cl@ve PIN
    • Certificado electrónico o DNI-e
  • Personalmente en las oficinas de la Agencia Tributaria, al tiempo de presentar la declaración.

    Para mas Información puedes llamar al 911.333.759

Renta 2016: Los hijos mayores de 18 años, ¿hasta qué edad pueden incluirse en la declaración de los padres en concepto de mínimo por descendientes?

Dan derecho a mínimo por descendientes (cantidad por la que no se tributa), con independencia de que se trate de declaración individual o conjunta, los siguientes:

  • Descendientes menores de 25 años a 31 de diciembre de 2016, que convivan con el contribuyente, que no hayan tenido rentas superiores a 8.000 euros (sin contar las exentas) y que no presenten de forma independiente declaración por el IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.
  • Descendientes mayores de 25 años a 31 de diciembre de 2016 con grado de minusvalía igual o superior al 33 por 100, que convivan con el contribuyente, que no hayan tenido rentas superiores a 8.000 euros (sin contar las exentas) y que no presenten de forma independiente declaración por el IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.

    Desde el 1 de enero de 2015 se asimila a la convivencia la dependencia económica, salvo que se satisfagan anualidades por alimentos a favor de dichos hijos.

Con respecto a la tributación conjunta hay que tener en cuenta:

  • Si los descendientes son menores de 18 años (o siendo mayores forman parte de la unidad familiar por estar incapacitados judicialmente a patria potestad prorrogada o rehabilitada), deben incluirse sus rentas en el correspondiente apartado de la declaración. Si se opta por tributación conjunta, además de la reducción por descendientes, será de aplicación la reducción por tributación conjunta.
  • Si los descendientes son mayores de 18 años pero menores de 25 años y tienen rentas inferiores a 8.000 euros, esas rentas no tienen que incluirse en la declaración de los padres o ascendientes. Estos hijos dan derecho a reducción por descendientes, pero al no formar parte de la unidad familiar, no generan reducción por tributación conjunta.
  • Si hay hijos menores de 18 años e hijos mayores de 18, pero menores de 25, es posible la presentación de una declaración conjunta (padres y menores de 18), en la que se aplique la reducción por descendiente por los mayores de 18 menores de 25 años (siempre que cumplan los requisitos señalados).
  • Para mas Información puedes llamar al 911.333.759

Renta 2016: ¿Cuándo procede presentar declaración por tributación conjunta?

Con carácter general, la declaración del IRPF se presenta de forma individual. No obstante, las personas integradas en una unidad familiar pue­den optar, si así lo desean, por declarar de forma conjunta, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

A efectos del IRPF, existen dos modalidades de unidad familiar:

  1. En caso de matrimonio:

    Es unidad familiar la integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

    1. Los hijos menores, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de estos.
    2. Los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

    Recuerde: la mayoría de edad se alcanza al cumplir los 18 años.

  2. En ausencia de matrimonio o en los casos de separación legal:

    Es unidad familiar la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otra y reúnan los requisitos señalados para la modalidad anterior.

    De la regulación legal de las modalidades de unidad familiar, pueden extraerse las siguientes conclusiones:

    • Cualquier otra agrupación familiar, distinta de las anteriores, no constituye unidad familiar a efectos del IRPF.
    • Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.
    • La determinación de los miembros de la unidad familiar se realizará atendiendo a la situa­ción existente el día 31 de diciembre de cada año. Por tanto, si un hijo cumpliera 18 años durante el año, ya no formará parte de la unidad familiar en ese período impositivo. Tampoco formará parte de la unidad familiar el miembro que fallezca durante el período impositivo.

    En las parejas de hecho solo uno de sus miembros (padre o madre) puede formar unidad familiar con los hijos que reúnan los requisitos anteriormente comentados y, en consecuencia, optar por la tributación conjunta. El otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual. El mis­mo criterio es aplicable en los casos de separación o divorcio con guardia y custodia compartida.

Una vez ejercitada la opción por tributar de forma individual o conjunta, no es posible mo­dificarla presentando nuevas declaraciones, salvo que estas se presenten dentro del plazo voluntario de presentación de declaraciones; finalizado dicho plazo, no podrá cambiarse la opción de tributación para ese período impositivo. La tributación conjunta vincula a todos los miembros de la unidad familiar; si uno cualquiera de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen de tributación.

Reducciones por tributación conjunta:

  1. En declaraciones conjuntas de unidades familiares integradas por ambos cónyuges, no separados legalmente, y sus hijos, si los hubiere, se aplicará una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales.
  2. En declaraciones conjuntas de unidades familiares formadas por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro se aplicará una reducción de la base imponible de 2.150 euros anuales. No se aplicará esta reducción cuando el contribuyente conviva con el padre o la madre de alguno de los hijos que forman parte de su unidad familiar.

IMPORTANTE: Los límites de la obligación de declarar son los mismos en tributación individual y conjunta. Por lo tanto, si se opta por tributación conjunta, deben incluirse en la declaración todas las rentas de los miembros de la unidad familiar, con independencia de que individualmente resulten o no obligados a presentar declaración

Para más información puedes llamar al 911.333.759

Renta 2016: ¿Quién tiene obligación de declarar?

Están obligados a declarar (sea confirmando un borrador a través de Renta WEB o presentando una declaración)  todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

  1. Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:
    • Siempre que procedan de un solo pagador.
    • Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía  no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.
    • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas (pensiones de la Seguridad Social y de clases pasivas, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, Planes de previsión asegurados y prestaciones de seguros de dependencia), siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146).

    El límite se fija en 12.000 euros anuales en los siguientes supuestos:

    1. Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
    2. Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
    3. Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
    4. Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

    Tienen esta consideración en 2016 el tipo de retención del 35 por 100 o del 19 por 100 (cuando los rendimientos procedan de entidades con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 100.000 euros) aplicable a las retribuciones percibidas por la condición de administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos, así como el tipo de retención del 15 por 100 aplicable a los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

  2. Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.Se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o partici­paciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.  Cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible la ganancia patrimonial obtenida procedente de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar.
  3. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales. No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen  los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

    No obstante, aunque no resulten obligados a declarar, todos los contribuyentes que tengan derecho a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración para obtener su devolución.

    Los límites anteriores son aplicables tanto en tributación individual como conjunta.

    Están obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas de las anteriores o superen los importes máximos indicados

    Para mas Información puedes llamar al 911.333.759